Nos han despojado, nos han robado el sueño

Cuando escuché al comentarista deportivo enunciar tremendas palabras me eché un clavado en mi bolsa para encontrar cualquier papel en el cual escribir. No quería olvidar jamás la toxicidad que la televisión es capaz de destilar a nivel nacional.

Soy activista defensora de todas las expresiones culturales, honro y respeto los sistemas simbólicos con toda su arbitrariedad. Unos más antiguos que otros, son sistemas que hemos construido para lidiar con el caos, base de la existencia. Para intentar entender la naturaleza humana es tan valioso el culto al fúbol como la reconstrucción de la música sefardí del siglo XII. Tan valiosa la devoción a la Santa Muerte, como el Catolicismo. Tan importante el Ballet como el Reguetón.

Una cosa es eso. Otra cosa es que tú, Cíclope televisivo, armatoste funesto, uses a tus marionetas para adoctrinarnos en tu ideología soporífera. Tú, Cíclope, inteletual prostituido del régimen, te introduces en nuestra intimidad para arrancarle las gónodas a nuestros hombres, para robarles su instinto de guerra; ese al que tanto temes y necesitas dominar. Hablas de una maldición que “nos” impide pasar de octavos de final. La maldición de Quetzalcoatl… “Vendrán hombres barbadados y destruirán Tenochtitlan”. La lógica de tu sistema de signos se hace evidente. Sabes que Elba Esther se ha encargado de que todos crean que tú dices verdad.

Juegas a ganar. Tienes todas las piezas puestas. Posees a la nación pues tú mismo la inventaste. Tú, tienes todo el valor y te vale.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s